Author: Verónica
•21:28
Estoy hasta la coronilla de tu conducta infantil,
compórtate como adulto por favor
déjame hablar.
Déjame explicar mis ideas
y no me silencies,
escúchame atentamente.


Te aprecio,
pero deja de comportarte como un niño.



This entry was posted on 21:28 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 comentarios:

On 13 de septiembre de 2010, 16:58 , Daiana Galeano dijo...

muchas personas adultas son muy tercas, se comportan como verdaderos niñitos caprichosos. Creen que por la edad que tiene solo su opinión/creencia/ideas o lo que fuere es la correcta...