Author: Verónica
•9:54
Elena se apasionó de unos ojos que la bella Italia vio nacer. No sé qué le vio. Si sus labios incitaban un beso. ¿Qué es el amor? Un espejo donde observas al amado como hermosa criatura.

-Buongiorno Elena.-saluda el profesor sin notar nada-Come stai?

-Bene e tu?-le responde con una dulzura.

-Bene, ragazza.-dijo secamente.

Los ojos de la niña brillaban. Pareciera que estuviera viendo el firmamento y sus estrellas con esa luz alumbrara la clase. Mientras él con su pensamiento lejano leía un cuento de un escritor de su país. Ella sentía en su corazón un batallón de emociones.

-Elena, anda, despierta de tu sueño.-dijo su madre intentando que ella por fin abriera los ojos porque iba a faltar a la clase que más amaba, la de italiano.

-No, madre, dejame dormir un poco más.-insistió ella.

-Te perderás la clase del profesor Filippo.

Enseguida, se levanto. Se vistio. Bebio un poco de leche y se marchó.

-¿Qué será que le sucede a mi hija?-dijo la madre observando con que rapidez se iba al colegio.
|
This entry was posted on 9:54 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

4 comentarios:

On 15 de mayo de 2010, 16:18 , Belén dijo...

me encantó este escrito... jejeje.. Y sí, creo que esa definición del amor, es una de las más acertadas que encuentro..

 
On 15 de mayo de 2010, 17:18 , Verónica dijo...

gracias ami.

 
On 16 de mayo de 2010, 10:02 , Daiana Galeano dijo...

sencillamente hermoso... :) sigue escribiendo mi buena amiga...

 
On 16 de mayo de 2010, 16:55 , Verónica dijo...

gracias yaya:)