Author: Verónica
•16:17
Si las palabras pudieran decir la verdad
aplaudiría con tanta fuerza
que el mundo se rompería.

Hay que filosofar a martillazos,
escribir con la sangre
marcar con fuego el lugar donde estará el refugio contra la mediocridad.
Si alguna vez te percatas de mi huella en la arena
no te apenes
y sigueme
porque te tengo preparada una sorpresa
vente, corre
allá está
es la ansiada verdad cansada de llorar por la causa humana
This entry was posted on 16:17 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

4 comentarios:

On 13 de mayo de 2010, 19:30 , ruben dijo...

cha!
lo de filosofar a martillazos me recordo a Nietzsche, y a un carpintero.. no sé por qué.. 0.o

 
On 15 de mayo de 2010, 11:55 , Verónica dijo...

Rubén, el poema es para una amiga que lee a Nietzsche=) A mi me encanta leer a ese filosofo.

 
On 16 de mayo de 2010, 10:03 , Daiana Galeano dijo...

buenísimo!!... denso! jeje...me encantó!... y yo sé que te costó un poco leer a Nietzsche jejeje...

 
On 16 de mayo de 2010, 16:23 , Verónica dijo...

gracias yaya! ay ami si supieras todo mi mundo cambio por leer a Nietzsche!