Author: Verónica
•22:51
Bueno, la niña no se quiere ir
y la volvi a ver recorrer mi patio
lloro en mi habitación,
la escuchó decirme dónde quedaron las muñecas
y los juegos con las Barbies
de los novios imaginarios,
dónde quedaron los viajes a Madrid,
Barcelona y otros sitios del mapamundi.


Ni le importo que ya tenga 25,
le da igual
es más me invito a ver los dibujitos.

Niña miedosa,
niña triste dejame vivir en paz,
no puedes elegir a un padre
no puedes retroceder el tiempo
y darme esa oportunidad de que vuelva a ser tú
con esas ilusiones
y esa ingenuidad de que el mundo puede cambiar.
Vete lejos
y no regreses
me creas cada problema.

This entry was posted on 22:51 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 comentarios:

On 29 de junio de 2010, 4:58 , Daiana Galeano dijo...

Si la niña volvió, por qué no dejarla estar? siempre, en algún rincón del alma debemos buscar esa niñez para sonreir por un día, o dos... Para volver a ser ilusa, para escaparnos un momento de la realidad... chúlina, qué lindo posteo! :)